+ 86-18052080815 | info@harsle.com
Usted está aquí: Casa » Noticias » Blog » Conozca su prensa hidráulica en la salud y en la enfermedad

Conozca su prensa hidráulica en la salud y en la enfermedad

Número Navegar:20     Autor:Editor del Sitio     publicar Tiempo: 2018-08-08      Origen:motorizado Su mensaje

Conozca su prensa hidráulica en la salud y en la enfermedad  

  Thomas Lavoie

  Los usuarios deben estar sintonizados en varios procesos para asegurar buena operación y saber cuándo operan bien y cuándo requieren limpieza y mantenimiento.Una manzana diaria puede mantenerle lejos del médico, pero ¿qué deberían hacer los operadores para mantener sus prensas hidráulicas trabajando apropiadamente? Al conocer cuándo opera bien una prensa hidráulica o cuándo necesita atención, al llevar a cabo pasos regulares de mantenimiento y al reconocer cuándo reemplazar una prensa, los fabricantes pueden extender la vida de la prensa y maximizar su inversión.

  Para entender cuándo una prensa hidráulica se está desempeñando como debería, los operadores de prensa pueden chequear varios factores para asegurarse de que todo está bien. Las amenazas a la salud de una prensa hidráulica incluyen una prensa que opera sin calentamiento. Una prensa no debería operar sobre los 150 grados.

  Las prensas hidráulicas en buena condición de trabajo no tienen fugas y llegarán a la presión rápidamente. Por ahora, es una buena señal si toman de 0.5 a 1 segundo para llegar a la máxima presión requerida. Si toman más de 2 a 3 segundos, puede indicarse un problema con una bomba, válvula o motor. Los problemas de presión típicos están relacionados con bombas. Sin embargo, en algunas ocasiones la válvula de alivio puede estar trabajando lentamente. Quizá el polvo o algunos granos se acumulan en la línea o la válvula está demasiado abierta. También, si el motor de la prensa no produce suficientes RPM, podría ocurrir una caída en la presión.

  Los usuarios deberán estar sintonizados en varios procesos de sus prensas hidráulicas para asegurar buenas operaciones. Por ejemplo, los cambios de válvula deberían ser suaves de un cambio de velocidad al siguiente –no se debe escuchar ningún sonido de explosión durante los cambios de velocidad–. De hecho, cualquier sonido extraño que no sea considerado normal debe investigarse prontamente.

  Thomas Lavoie, gerente de aplicaciones en Greenerd Press & Machine Company, afirma: “Muy sencillo, nosotros recomendamos que los operadores mantengan sus ojos y sus oídos sintonizados con la prensa”.

  También es importante que los operadores de la prensa verifiquen continuamente la presencia de alambres o piezas sueltas o cualquier manguera desgastada. Además, se deben mirar los sellos con fuga alrededor del carnero. Si se encuentra cualquiera de estos defectos, la operación adecuada de la prensa puede afectarse. Mientras verifican sellos, etc., los operadores también deben verificar que exista suficiente lubricación donde sea necesario.

  Verifíquelo: medidas diarias de prevención

  Con el fin de ayudar a crear un sistema para este tipo de observaciones y lo que debería comprobarse en una base diaria, Carl Jean, gerente de servicio en Greenerd Press & Machine Company, ha desarrollado una lista de chequeo de mantenimiento diario.

  Verifique fugas de aceite. Todas las líneas hidráulicas deben inspeccionarse, ya que una fuga muy pequeña puede convertirse en un problema muy grande. Cualquier accesorio suelto debe ajustarse y se debe limpiar cualquier aceite derramado. Mantener una prensa limpia facilitará a los operadores la localización de fugas nuevas que se puedan desarrollar.

  Verifique el nivel de fluido del aceite. Si es necesario, destápelo. Para determinar el tipo de aceite por usar, remítase a la etiqueta de aceite que está fija en la mayoría de máquinas.

  Verifique pernos sueltos. Revise el área de herramientas, ya que algunos troqueles pueden soltar los pernos por vibración e impacto.

  Verifique la lubricación en los rodillos guiados. Algunos bujes tendrán accesorios que deberían engrasarse para mantener una pequeña película de lubricación sobre la barra. Evite sobreengrasar porque esto permitirá la acumulación de polvo y causará el desgaste prematuro del rodamiento. Otros bujes incluirán un buje tipo válvula cheque. Estos bujes tienen grafito impregnado en el bronce y requieren muy poco mantenimiento. El uso de Mobil Viscolite o similares resulta mejor, pero sólo se necesita una pequeña cantidad para esparcir el grafito en la barra, cubriendo la barra de negro y de alguna forma seca. Nunca ponga grasa en este tipo de rodamiento.

  Luego que la máquina ha tenido tiempo para calentarse hasta la temperatura de operación, verifique la temperatura del aceite (la ideal es 120 ºF).

  Verifique el carnero de la prensa para asegurarse de que está húmedo pero no goteando aceite.

  Si aplica, verifique las cortinas de luz. Simplemente rompa el rayo mientras el carnero viaja hacia abajo y la prensa deberá parar inmediatamente. Romper el rayo en la carrera de subida puede no detener la prensa –siempre remítase al manual del fabricante para el funcionamiento apropiado.

  Compruebe que el área de trabajo está limpia.

  Asuntos clave de mantenimiento: aceite y eléctrico

  Jean sugiere que mantener el aceite de una prensa en condición nueva es una tarea relativamente sencilla para extender la vida de una prensa. Los niveles bajos de aceite y, o, el aceite sucio, reducirán la vida de una prensa rápidamente. El polvo y el calor son los culpables comunes.

  La temperatura de operación ideal es cercana a los 120 ºF. La temperatura del aceite puede mantenerse por medio de enfriadores de aire o agua. Se insertan sondas en el tanque de aceite y se mantiene la temperatura con el uso de un termostato. Los enfriadores de aire usan un radiador para separar el calor con el uso de un ventilador eléctrico que mueve el aire a través del enfriador. El radiador deberá mantenerse limpio, ya que tiende a recolectar polvo en los álabes y evita que el flujo de aire viaje a máxima capacidad. Añadir un filtro común, como aquellos usados para calefacción y acondicionamiento de aire al intercambiador de calor, ayudará a mantener la unidad limpia y resulta muy económico.

  Los enfriadores de agua trabajan de forma similar, excepto que el agua viaja a través de los álabes. El método para el agua podría ser agua de la red, enfriadores o intercambiadores montados en la parte superior. Hacer correr agua de la red a través de un intercambiador podría ser costoso y tendrá la tendencia a oxidar el interior del intercambiador. También, muchas ciudades desmotivan el uso del agua de la red, dependiendo de las restricciones locales de agua y de los códigos. Debe hacerse inspección anual. Las unidades montadas en el techo tienden a recolectar polvo y suciedad, lo cual puede resultar en taponamientos del intercambiador y también podría causar oxidación. De nuevo, la inspección de este equipo será anual. Ubicar un filtro en línea ayudará a remover las partículas finas. Los enfriadores de agua son el mejor medio de disipación de calor, porque la temperatura de entrada puede ajustarse y es posible añadir agentes antioxidantes al agua. Jean sugiere también una inspección manual.

  El siguiente paso en el mantenimiento de un aceite bueno es el muestreo del aceite. Esto debería hacerse por lo menos anualmente y los resultados pueden indicar a los operadores cuándo es necesario cambiar filtros. A partir de esta muestra los usuarios pueden observar partículas de diferentes tamaños en el aceite, y si el aceite tiene agua, así como las propiedades de lubricidad. En la mayoría de los casos no es necesario cambiar el aceite pero sí pueden necesitarse ciertos aditivos. A partir de la muestra de aceite puede determinarse si los filtros de aceite están siendo cambiados a intervalos apropiados. Los operadores también pueden decidir si se está usando el micronivel correcto de filtración. Los sistemas hidráulicos sencillos sólo requieren filtros código 10, lo cual resulta en un nivel de limpieza de 20/18/15. Los sistemas más complejos que tienen válvulas servo o proporcionales requieren filtros código 03, que tienen un nivel de limpieza de 16/14/12. Numerosas compañías pueden desarrollar esta prueba y mantener los registros.

  Sin embargo, la electrónica confiable presenta otra área crítica para mantener. Las bobinas que están ubicadas en válvulas normalmente tienen un ciclo de vida de tres millones de carreras. Los relés tienen un ciclo de vida de un millón de carreras.

  Reemplazarlas antes que fallen puede eliminar o reducir horas de resolución de problemas y evitar tiempos muertos. Instalar un horómetro y un contador de ciclos no reiniciable, ayudará a mantener registros precisos y puede ayudar con la programación del mantenimiento. El cableado de control se deberá chequear anualmente para asegurarse de que todas las conexiones están ajustadas y que el alambre permanece en buena condición. Los cables sueltos deberán ubicarse en guías de alambres o juntarse con ataduras de alambre. Todos los repuestos o cables sin usar deberán cortarse o retirarse. Cualquier polvo o suciedad debe retirarse de los encerramientos.

  Jean incita a los operadores de prensa a manejar una lista de chequeo –diaria, mensual y anual–, que sea relevante para todos los equipos de sus talleres. Esto es crítico para detectar problemas a tiempo y evitar reparaciones potencialmente costosas después.

  ‘In’ con lo nuevo…

  Conocer “cuándo decir cuando” y tomar una decisión para reemplazar una prensa también es una clave para asegurar que la producción de partes resulta precisa y consistente. A pesar de seguir buenas prácticas de mantenimiento, que indudablemente prolongarán la vida de una prensa hidráulica, algunas señales pueden indicar que se necesita un reemplazo.

  Lavoie resalta que varios indicadores críticos pueden señalar que se requiere una nueva prensa:

  La prensa no puede lograr más la presión. Las áreas clave que se deben examinar son la bomba, el motor de la prensa y las válvulas. Sin embargo, si la bomba se encuentra con falla, la vida de la prensa puede extenderse reemplazando la bomba.

  Se encuentran grietas en la estructura. Estas fracturas pueden ser imperceptibles u obvias. Un arreglo temporal es posiblemente soldar la estructura, pero finalmente la prensa necesitará ser reemplazada.

  Problemas críticos, hidráulicos o eléctricos.

  Si los operadores de prensas ignoran cualquiera de estas señales de advertencia y operan la prensa mientras está comprometida, pueden causar varios sacrificios en el rendimiento. Cuando se trata de un retraso en la presión, los tiempos de ciclo se incrementan. Los tiempos muertos también aumentarán en prensas con fallas. Además, es muy probable que la precisión de la parte se afecte negativamente, porque la presión variable puede causar partes formadas inconsistentemente o partes que pueden, incluso, no ser susceptibles de verificación.

  Lavoie recuerda un cliente que tenía en problema significativo de presión en su prensa: “Un cliente producía partes en una prensa con resultados irregulares. El diámetro exterior del rodamiento estaba sobredimensionado y el diámetro interior del manguito se hallaba subdimensionado, así que el rodamiento no podía asentar correctamente en algunos ensambles. Hasta que se revisó el problema, produjimos las partes en una nueva prensa Greeenerd con resultados consistentes. Esto nos ayudó a determinar que la prensa que el cliente usaba no estaba logrando la misma presión entre carrera y carrera”.

  En conclusión, varios pasos de mantenimiento preventivo pueden desarrollarse para proveer a una prensa hidráulica la mayor vida útil posible. Los operadores de prensas que están sintonizados con su prensa y establecen prácticas de mantenimiento buenas y consistentes desde el comienzo, obtendrán mayores beneficios.

Comentarios

Get A Quote

Casa

Derechos de autor2020 Nanjing Harsle Machine Tool Co. Ltd. Todos los derechos reservados.